UN PEQUEÑO PASO PARA MUCHOS Y UN GRAN PASO PARA MI. / A SMALL STEP FOR MANY PEOPLE AND A BIG STEP FOR ME.

Hola a todos.

Inspiré el título de este post en la frase de mi amigo Neil Armstrong al ser el primer ser humano en pisar la luna – aprovechando que este mes se celebran 60 años de este acontecimiento mundial – para explicar mi alegría al correr nuevamente la Media Maratón de Bogotá en su versión de 10 km, con felices resultados.

En primer lugar, terminé la carrera, lo que siempre es un éxito para mí. En segundo lugar, me sentí muy bien físicamente, pude respirar muy bien y sólo necesité mi inhalador al inicio de la carrera para tomar impulso. No me ahogué ni tuve ninguna crisis a pesar que en varios tramos llovió e hizo frío. Y en tercer lugar, reduje mi tiempo del año pasado en 10 minutos.

Mi mamá siempre me pregunta en qué lugar llegué entre los 40.000 corredores de esta versión, pero ese no es mi logro. Mi logro es que cada dia me siento mejor, manejo mi condición de salud y me siento feliz conmigo misma. Sólo por mi y para mí.

Como cada año, quiero agradecer a mi pareja quien iba detrás mío preguntándome si quería agua, si me sentía bien, si necesitaba el inhalador, y recordándome que “respirara” y por eso es mi novio favorito en todo el mundo.

Gracias por leer y acompañarme en mis pequeñas glorias deportivas. El próximo año será mucho mejor.

Nos vemos pronto.

***

Hello everyone.

I was inspired by the words of my friend Neil Armstrong being the first human in stepping on the Moon – taking advantage of this month the world is celebrating 60 years of this global event – to explain my joy to once again run the Bogota half marathon in his version of 10 km with happy results.

First, I finished the race, which is always a success for me. Secondly, I felt very good physically, I could breathe very well and only needed my inhaler at the start of the race. I did not have any crisis despite the fact that, in several sections, it rained and made cold. Thirdly, I reduced my time from last year in 10 minutes.

My mom always asks me about my position among the 40,000 runners of this version, but this is not my achievement. My achievement is that every day I feel better, handling my health condition and I feel happy with myself.

As every year, thanks to my boyfriend who was behind me asking me if I wanted water, if I felt well, if I needed the inhaler, and telling me “breathe”, and that is why is the best boyfriend in the world.

Thank you for reading and join me in my small sports glories. Next year will be much better.

See you soon.